miércoles, 23 de octubre de 2019

La iluminación


P’taah:  ¿Qué es realmente la iluminación? Simplemente es la comprensión de que son la Perfecta y Eterna Expresión de la Creación. En ese asombro, en esa alegría, en el amor de ser, saben que no están separados de nada ni de nadie. Se llama estar completo. Se llama ser humano Dios/Diosa comprendiendo su propia divinidad.
¿Les suena como algo divertido? No es algo serio, ¿saben? No se trata de ser bueno. ¡Les prometemos que no se trata de ser bueno! Se trata de ser quienes realmente son. Y ser quienes son consiste en una elección, porque siempre tienen una elección en cada momento: Amor o miedo.
Y todos tienen la voluntad para impulsarse a través del camino de la elección del amor. Tienen la elección de detenerse cuando se descubran reaccionando con miedo. Tienen la elección en todo momento y a veces se les olvida. Está bien… A veces en su desesperación y en su dolor se olvidan de la gran verdad. Y no pasa nada.
No se juzguen por ello, no se reprochen por ello. Más bien recójanse en su interior para abrazar el ser que son en los brazos del amor y la compasión y digan: “Siempre he reaccionado en miedo. El niño en mi interior algunas veces no sabe que soy una Perfecta y Eterna Expresión de la Fuente y reacciona de la misma manera, desde eones de tiempo atrás”.
Cuando les decimos que somos conscientes de su coraje, queridos, es porque en verdad están rompiendo la actitud que se ha repetido desde hace 26.000 años, de venir una y otra vez en la misma desesperación y miseria. Y a veces es difícil para ustedes, lo sabemos. Se pierden en su vida diaria, en la complejidad de las historias que ustedes mismos crean; y se olvidan que son ustedes mismos los que ha escrito las historias.
Lo que es más fuerte que cualquier cosa es el anhelo en el pecho de conocer realmente el amor. El anhelo de ver al mundo entero reflejar el conocimiento profundo que hay en ustedes de cómo podría ser. El anhelo de su corazón de ver a la humanidad alcanzar la edad de oro, de ser las estrellas del firmamento. De ser todo lo que posiblemente puedan ser.  De ver al mundo cantar en armonía.  Donde no haya nunca un pequeño que no sea tratado con amor, honor y compasión. Donde no haya hambruna, ni guerra, ni lujuria por el poder.
¿Es una posibilidad? ¿Es realmente una posibilidad? Sí que lo es. Llevan la semilla de ello en su interior. Todos ustedes la llevan. Saben lo que es. Lo han vivido. Tienen el poder.
Esto no es simplemente una idea nada más. Miren su mundo. Miren lo que está ocurriendo ahora en su mundo, y les decimos que mientras más se enfoquen en la violencia, la guerra, la hambruna, más lo atraerán. Odiar la violencia y la guerra atrae más violencia y guerra. Amar la paz y la armonía trae más paz y armonía.
Ustedes ya saben todo esto. Realmente lo saben. Hay partes de ustedes ahora que existen en esos reinos, y que nunca han experimentado ni la violencia ni la guerra. Son seres eternos. Son expresiones de la Fuente. Existen en todos los reinos.
Abrigan lo maravilloso aquí en su corazón. Y no importa lo que haya pasado en todos esos miles y miles de años. Ese conocimiento nunca ha dejado de estar en su interior. Su elección: Amor o miedo y toman una elección en cada momento. 
Pueden elegir expresar la belleza o no. Si eligen no hacerlo eso está bien. Aquello que llaman la era de la iluminación ya está aquí. Aquello que llaman el cambio de esta tercera dimensión a la cuarta o quinta dimensión ya existe en estos reinos. No conscientemente en este momento, pero así es y ahora pueden reconocer intelectualmente esta posibilidad ¿Mmm? Si no fuera así no estarían leyendo esto ahora.
Reconocen intelectualmente esta posibilidad y algunos han sentido este conocimiento en su corazón aunque haya sido brevemente, el sentimiento de la no separación. Incluso la memoria de que han conocido esta gloria en algún sitio y en algún momento. Realmente no está separado de ustedes.
Lo único que les mantiene separados de este estado de consciencia es un pequeño miedo. El miedo de que no sean suficientes. Les decimos esto, si no fueran válidos no existirían. No existirían en este plano de la realidad. Si no fueran válidos, ¿cómo podrían existir? ¡No podrían! El simple hecho de que existen les muestra que son merecedores de todo lo maravilloso.  
  Jani King /P'taah